Fundada hacia el año 1920 por el industrial alemán Carles Faust, el jardín botánico de Mar i Murtra acoge una gran variedad de plantas de todo el mundo y tiene como misión incrementar y difundir el conocimiento de las plantas y paisajes mediterráneos, así como preservar la flora amenazada y en peligro de extinción.

Actualmente es uno de los más importantes de Europa, tanto por el número de plantas que crecen al aire libre (unas tres mil especies), como por su extensión (dieciséis hectáreas) y la gran afluencia de visitantes, que algún año han superado el medio millón.

Además del jardín botánico, el fundador creó un centro de investigación: la Estación Internacional de Biología Mediterránea, pionera en el Estado por los trabajos innovadores en los campos de la biología evolutiva y de la sistemática molecular de las plantas mediterráneas. Las expediciones científicas a diferentes regiones del mundo han aportado buena parte de las plantas del jardín. El resto se ha conseguido mediando intercambios con otros jardines botánicos de todo el mundo.

El recorrido por el camino principal del jardín dura aproximadamente una hora y está lleno de bellos miradores sobre el Mediterráneo. Las plantas están distribuidas según criterios científicos, pero también estéticos. Incluso se pueden encontrar poesías en varios rincones íntimos del jardín.

Jardí_Marimurtra
Bust de Carl Faust
MARIMURTRA8
Bosc_de_bambús
marimurtra-botanical
maxresdefault